lunes, 22 de septiembre de 2008

44 - "Angel Guardia" - El Niño Gusano

álbum: "El escarabajo más grande de Europa"
año: 1998
sello: Grabaciones en el Mar


"Tráteme de usted,
soy mucho mejor que vos.
(…)
Y la mujer policía
me acompañará a mi domicilio ideal.
Y mi ángel guardia será el truco definitivo
para pasar un año sin parar de reír.
¡Qué bien sabe no existir!"


Me pregunto si esta reseña me habría salido igual si la hubiese escrito antes del aciago 9 de julio de 2008. Me resisto a escribir un panegírico póstumo. Al fin y al cabo, el propio Sergio escribió aquello de ¡Qué bien sabe no existir!

El Niño Gusano
es uno de los grupos más grandes que ha existido en el mundo. Y lo seguirían siendo aunque Sergio Algora no se hubiese muerto la fecha antes señalada.

Lo triste es que fueron una nueva versión de aquel “nadie es profeta en su tierra”. Si ENG hubiese dado sus primeros pasos en Manchester, pongamos por caso, hoy “La mujer portuguesa” seguiría sonando en todas las discotecas de Lisboa. Sin embargo, ENG es un producto típicamente español: su psicodelia de bolsillo sólo podía nacer en la tierra que vio nacer a Buñuel, su sentido del humor tan socarrón sólo podía ser maño, sus melodías de juguete, sus alucinados cambios de tercio, sus juegos vocales que remitían a grupos españoles de los sesenta, como Los Bravos

La propia maldición de ENG es que eran geniales y únicos. Tras tres discos que fueron mejorando en composición y, sobre todo, en producción, arrojaron la toalla tras publicar “Fantástico entre los pinos”, una recopilación de inéditos, remezclas y rarezas de la que sobresalía “El mejor olor”, una maravillosa canción que apuntaba hacia dónde hubiera ido la banda zaragozana si le hubieran dejado. Pero toda la buena recepción que tuvieron sus discos, sus canciones, sus conciertos… entre la crítica y algunos chalaos como el que esto escribe, tuvieron como contrapartida la desconfianza, cuando no el rechazo, en medios y público poco predispuestos a propuestas tan poco habituales.

Yo nunca he sido partidario de fanatismos por décadas. Hay quien se quedó en los sesenta o quien sólo escucha música de los ochenta. Yo, ya digo, me declaro fan de todas las épocas, para mi hay buenas canciones en todas ellas y me niego a adoptar una postura integrista que me prive de escuchar buenas canciones sólo porque pertenecen al tiempo equivocado. Sin embargo, me reconocí “hijo de los noventa” cuando, por culpa de la enfermedad del corazón que se llevó la vida de Sergio Algora, eché la vista atrás y recopilé mentalmente, a modo de homenaje, todas las vivencias, toda la felicidad que me proporcionó esta improbable comando maño agitador de conciencias, de palabras y de melodías. Sin ellos, los noventa hubieran sido más aburridos, qué duda cabe.

Y sin Sergio nos hubiéramos perdido a toda una galería irrepetible de personajes como el Angel Guardia que nos ocupa, o como Madame Dos Rombos, la Mujer Portuguesa, Tolkas, el Capitán Mosca, el Hombre Bombilla, Mr. Camping, Bizcochino, Román… Sin Sergio no hubiésemos sabido nunca cómo pasar un año sin parar de reir.
Autor: Pedro Blasco

mp3: Angel Guardia

share your files at box.net

youtube: Videoclip de "Pon tu mente al sol", otra canción de El Niño Gusano.


más información: El Niño Gusano en Grabaciones en el Mar
MySpace de El Niño Gusano

2 comentarios:

Mic dijo...

Los pelos como escarpías y lágrimas en los ojos.

Y qué inmensa es esta canción, ¡coño!

Rafa dijo...

Una de las historias más injustas del pop español. Nunca llegaron a donde se merecían.